Ortopedia maxilar en San Miguel de Tucumán

Dolor craneomandibular

El Dr. Luis Garvich es especialista en tratamientos de dolores craneomandibulares. Conozca más acerca de estas dolencias.

Los dolores cráneo-cérvico-mandibulares.

Enfoque neuromuscular:

  • Es común encontrar a muchas personas en busca de alivio a sus dolores de la articulación de la mandíbula con el cráneo. Estos casos son intervenidos por clínicos, neurólogos, odontólogos, otorrinolaringólogos, y en muchos casos, hasta curanderos, tratando todos de mejorar al sufrido y atribulado paciente.

  • Estos dolores se extienden a buena parte del cráneo, y además, van acompañados la mayoría de las veces de zumbidos, otitis, mareos, dolores en la cervical y en la espalda, ronquidos, inconvenientes al comer y al bostezar, etc.
Dr. Luis Garvich enfoque neuromuscular
  •  En otros casos los síntomas se presentan enmascarados y es muy complejo para el médico llegar a un diagnóstico correcto, por eso generalmente, se cae en los consabidos paliativos que transitoriamente atenúan las molestias pero que de ningún modo constituyen la solución al problema, llegándose incluso a infiltrar la región articular con antiinflamatorios y a encarar, a veces, la extirpación quirúrgica, total o parcial del disco articular ante el dramatismo del cuadro clínico.

La mandíbula:

  • La mandíbula es el único hueso móvil de la cabeza ósea. Se halla articulada con la parte media de la base del cráneo por una doble articulación, derecha e izquierda, las cuales tienen la particularidad de ser las únicas que se mueven simultánea y sinérgicamente.

  • Por otro lado, la mandíbula aloja a las piezas dentarias inferiores que se articulan a su vez con las superiores y constituyen la articulación dentaria. Esta articulación y las temporomandibulares se hallan en relación de interdependencia.

  • Aquí está la clave del problema: los cambios de una implican indefectiblemente una variación en la posición de la otra. Cualquier perturbación o alteración morfológica en la articulación temporomandibular producida por traumatismos o lesiones patológicas, repercute en la articulación dentaria.

  • Del mismo modo, las variantes en la articulación dentaria por extracciones prematuras, la falta de reposición oportuna de las piezas perdidas y la oclusión alterada, modifican las estructuras anatómicas de la articulación temporomandibular.
Dr. Luis Garvich dolor de mandíbula
  • Por eso, ambas constituyen una sola unidad anatómica y funcional y es el especialista en dolores cráneo-cérvico-mandibulares el indicado para revertir y rehabilitar la situación con criterio morfofuncional, devolviendo con todo un arsenal terapéutico-aparatológico a su alcance y el balance muscular, óseo y dentario a esa articulación interdependiente.

El dolor:

  • El dolor cráneo-cérvico-mandibular y los demás síntomas involucrados, constituyen una enfermedad tremendamente discapacitante y crónica, que provoca un impedimento para funcionar desde el punto de vista físico, mental, social y laboral. A la vez es discapacitante porque altera los ritmos de la vida, el sueño, la alimentación, etc.

  • Afecta no solo la calidad de vida de la persona, sino el vínculo con su familia y con el mundo en general, llegando a empeorar progresivamente.

  • Demorar el inicio del tratamiento es causal de complicaciones más severas.
Dr. Luis Garvich dolor de muela
  • El tratamiento produce la remisión casi total de los síntomas y que la persona retome y vuelva a encausar los ámbitos de su vida que se vieron afectados, que lejos de ser traumático, es prácticamente indoloro, no requiere cirugía y su tolerancia es óptima.

Bruxismo:

  • Si usted despierta con dolor en los músculos faciales o dolor de cabeza, puede estar presentando bruxismo (una hiperactividad de los músculos maseteros y temporales). Para la mayoría de las personas con bruxismo es un hábito inconsciente, una malfunción mandibular persistente e involuntaria, nocturna y/o diurna, que consiste en el apretamiento, forzamiento y rechinamiento dentario, cuando no se está masticando o deglutiendo, es decir, sin propósito funcional, produciendo el desgaste de las piezas dentarias.

  • Consecuencias del bruxismo: sensibilidad excesiva de los dientes por el desgaste, desequilibrios importantes en la articulación tempo-romandibular (ATM), problemas para deglutir, movilidad dental y pérdida de dientes.

El Dr. Luis Garvich es especialista en ortopedia maxilar. Encuentre su consultorio en:

Intersección Córdoba 153 - San Miguel de Tucumán